Ruth M., Madrid, España

Mi transformación: Tomar conciencia de mi alimentación y quererme más tanto física como mentalmente. También he notado cómo he vuelto al punto en el que quería estar, controlar mi estrés y despreocuparme.

Las técnicas que he aprendido para esas situaciones me han ayudado a ganar la confianza en mí misma que había perdido para lograr mis objetivos y proponerse nuevas metas. Es cierto que hay aspectos de mi vida que aún se pueden mejorar, pero así es la vida: no todo puede ser perfecto.

Seguiré trabajando las áreas que necesitan pequeñas mejoras sin descuidar aquellas en las que siento que he alcanzado mis objetivos.

 El cambio tangible más grande que he notado desde que comenzó el programa ha sido el lograr incorporar en mi dieta más frutas y verduras, eliminando en su mayoría la bollería y las salsa repletas de químicos artificiales.


Sandra Z., Pereira, Colombia.

Mi transformación: El cambio global más significativo que he notado ha sido el cambio en mis hábitos alimenticios.

Yo era una persona que no le gustaba cocinar, no se preocupada por comer de manera excesiva y poco saludable!!! Tanto que a sabiendas de que algo me sentaba mal me lo comía. Ahora todo eso ha cambiado, sé cómo debo alimentarme sin pasar hambre o darme ciertos gusticos, ya disfruto cocinar porque soy consciente de que ingredientes estoy incorporando en mi menú y a la vez estoy ahorrando dinero en cuanto a dejar de comer fuera de casa. Todo esto trajo como resultado que bajara de peso, así que estoy feliz!

La perseverancia y la organización de Viviana como coach es increíble, el detalle de los temas semanales…elementos que ni yo creía eran necesarios, no confiaba en alcanzar mis objetivos, pero ella me enseño que todo es posible! Algo que nunca había experimentado con otro tipo de programas.

A lo largo de estas semanas he sentido el apoyo incondicional de una persona que entiende mis problemas y ubicándose en mi posición me hace ver las cosas de una forma diferente, proponiéndome alternativas sencillas que mejoraron mi vida!


Liliana V. L., Madrid, España.

Mi transformación: Cumplir con mis propósitos personales y profesionales, pero sin que ello signifique descuidar mi salud física y mental.

Mi experiencia con el programa de 8 semanas fue muy positiva. Cambie rápidamente ciertos hábitos que tenía y que en nada me beneficiaban en mi día a día. Hoy puedo decir que me siento muy a gusto con mis nuevos hábitos y veo los enormes beneficios que pequeños cambios han hecho en mi vida.

El programa es bastante personalizado. En un ambiente de mucha honestidad y confianza, lo que genera un buen equipo de trabajo durante las semanas que este dura.  Personalmente puedo decir que avance con todas las actividades a buen ritmo, ya que está estructurado para que día a día te motives a ponerte nuevos retos.

Viviana se tomó el tiempo de escuchar, analizar y entender mi día a día, mis horarios y mi rutina. Gracias al programa y a su ayuda hoy en día tengo una nueva filosofía de vida con la que me siento muy a gusto y que me ha traído enormes beneficios.

Considero que el programa puede ser de gran ayuda no sólo para personas que deseen profundamente un cambio, sino también para personas curiosas y dispuestas a implementar o mejorar hábitos en su día a día.  Gracias al programa, por ejemplo, mi pareja adquirió técnicas de relajación que le permitieron manejar momentos de mucho estrés, además de buenas costumbres adquiridas a la hora de comprar y preparar alimentos.  Él se motivó mucho y decidió dedicar dos horas cada semana para seguir el programa. 

Los beneficios de Cocinamor -el programa que lidera Viviana- se evidencian en el corto plazo, pero son duraderos.  La filosofía de la comida nos enseña que no se trata solo de preparar alimentos saludables, sino de cocinar con amor, armonizarlo todo e implementar estos conocimientos en nuestras relaciones personales y familiares.  Cocinamor es un programa muy personalizado, en el que se disfruta, se aprende y sobre todo que transforma.  Viviana mil gracias por tu tiempo y por lo aprendido.


Diana G., Pereira, Col.

Mi transformación:  Acercarme cada día a la mejor versión de mí misma.

Cada semana del programa tuvo un impacto positivo en mi vida. Dentro de mis grandes aprendizajes están el reconocerme por aquello que hice en el día y de lo que me siento orgullosa, no ser una mujer multi-actividades en todo momento, por ejemplo, estar presente a la hora de comer.

Yo ya venía en un proceso de alimentarme sanamente, pero sin duda alguna las recetas y las herramientas compartidas me han brindado opciones para hacer de la comida algo fácil, rico, divertido y me ha permitido ser más rápida al ocupar menos tiempo para cocinar, no me planeo para una semana de comidas, pero si por los menos para el día siguiente.

A las personas que vayan a iniciar con Viviana este proceso de las 8 semanas les felicito, porque están a punto de emprender una aventura que tendrá un resultado gratificante y que impactara sus vidas y las de sus familias. La falta de tiempo solo es una de tantas excusas que nos colocamos como justificación, pero en realidad solo es el miedo a confrontarnos, aprender y sacar nuestra mejor versión.

Cocinamor es un proyecto muy bonito, que cuenta con una mentora apasionada por lo que hace, que investiga, es coherente, te escucha, no te juzga. Es por ello por lo que cuando terminas la sesión te sientes mejor que cuando iniciaste. Felicitaciones Viviana por atreverte a perseguir tus sueños y por la linda labor que haces por los demás. ¡Te deseo lo mejor y gracias!


Paula P., Popayan, Col.

Mi transformación:   Personalmente manifiesto que, para mí, el poderme sentirme bien con mi digestión ha sido lo más valioso durante las últimas 8 semanas.

Viviana tu programa ha sido muy útil para mi vida, ya que me has dado muchas pautas no solo para una alimentación sana, sino también técnicas de relajación para aplicarlas en cualquier momento del día.

Las recetas han sido fáciles de preparar, deliciosas, nutritivas y variadas, las cuales he podido preparar y llevar al trabajo; esto me ha permitido sentirme mejor y más liviana al finalizar el día.

De igual manera las recetas de desayunos, batidos y agua me han servido ya que aportan energía, con una sensación cómoda toda la mañana evitando la ansiedad de comer o utilizar snack poco saludable.

Las técnicas de relajación también han sido útiles para dormir mejor, sentirme tranquila y de esta manera reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la parte digestiva, debido al estrés y mala alimentación.

Puedo decir que continuaré con los hábitos saludables que he adquirido estas semanas, ya que he sido consiente sobre cómo influyen en mi salud; así que me parece importante compartir y recomendar este proceso de las 8 semanas.

A todos ustedes que como yo estén interesados en sentirse mejor con su digestión y su salud, les recomiendo este programa porque cambiara su forma de pensar sobre la cocina.


Paula N., Santa Rosa de C., COL

Mi transformación en 5 palabras: Filosofía de comida- Poder - Energía - Salud - Amor

En primer lugar, este fue un programa que no busqué, pero llego a mi vida en el momento indicado. Siempre me ha interesado la alimentación saludable y cuando vi el anuncio de Cocinamor este captó toda mi atención ya que todo lo que describía resonaba con mi manera de entender la importancia de los alimentos. A raíz del programa entendí que los alimentos que escogemos son vitales en nuestro desempeño diario, pero algo que realmente me impacto y ayudo en mi transformación, fue el entender que nuestro cuerpo es energía y no solo se alimenta de "comida".

El programa y los temas de las semanas están tan bien estructurados que parece que se anticiparan a los sucesos. Viviana te brinda las herramientas para sobrepasar los retos diarios y personalmente pude evidenciar los resultados cada semana.

Definitivamente recomiendo el programa; a mis amigos y conocidos los invito a que estén abiertos a percibirse de una manera diferente, salida de lo convencional pero esclarecedora.

Mil gracias a Viviana por permitirme vivir esta experiencia de transformación. Me siento privilegiada de haber podido poner en práctica teorías que a veces no tienen mucho sentido hasta que se viven y aterrizan al diario vivir.


Diana N., Dosquebradas, Col.

Mi transformación: Con estas sesiones aprendí a escoger bien mis alimentos, a ser más consciente de mis sentimientos y emociones, y comprender que todo va ligado y que somos el resultado de lo que construimos día a día, así que al final podemos cambiar nuestros viejos hábitos para evolucionar.

Mi proceso fue muy satisfactorio; desde el inicio cuando escuché sobre el programa me pareció algo novedoso, interesante y llegó a mi vida cuando lo necesitaba, porque ya venía analizando que la buena comida es fundamental para un mejor vivir y que yo no le había dado la importancia que tiene. Desde que empecé el programa creo que me identifiqué mucho y cada vez me sentí más interesada por aprender en cada sesión y tener más conocimientos acerca de comer bien y de forma saludable. Me gustó mucho que no solo estaba enfocado en la comida sino también en la armonía del ser, mente y cuerpo. Aprendí técnicas de relajación, manejo del estrés y me motivé a hacer más deporte. 

Recomiendo a todas las personas llevar a cabo este programa, pues todos tenemos mucho para aprender de éste y mejorar si lo tomamos en serio, nos ayuda a eliminar paradigmas de la forma como normalmente hacemos las cosas y nos abre a nuevas y mejores posibilidades de aprendizaje interior.


Jaime P., Bogotá, Col.

Mi transformación: Vivir feliz y sano siendo 100% responsable de mi alimentación.

Antes hubiera dicho ‘No tengo tiempo’ me como los más rápido así no sea nutritivo.  Ahora, estoy consciente que cada día y cada comida es una nueva oportunidad para alimentar mi cuerpo, que finalmente, me permite desempeñarme y funcionar bien en el día a día.


Gladys, Sydney, AU

Mi transformación: Una mejor relación con la comida.

Sabía que tenía que cambiar mis hábitos alimentarios, pero no sabía cómo hacerlo de forma definitiva. Escuché y vi una publicación acerca del servicio que ofrecía Viviana, entonces hizo resonancia con mis objetivos y decidí entrarle al reto que parecía sencillo pero que requería de voluntad para continuar.

Siento que he cambiado la forma tan negativa que sentía hacia la comida que a pesar de todo solía comer muy seguido, viviendo con culpa y no poder hacer nada no era la mejor forma de lidiar con la hora de la comida, ahora no satanizo nada pero escojo mejor las opciones que tengo para comer.

Además de ser un ser hermoso Viviana me entendió y pudo ponerse mis zapatos como una gran amiga o incluso más que eso, porque me hizo comprender de fondo las decisiones que tomaba cada día, (lo bueno y no tan bueno de la comida básicamente).

No he tenido experiencia con ningún otro tipo de programa, pero me parece que este programa es magnífico, lleno de estructura que te va llevando paso a paso a llegar a tu meta.

Sin duda alguna recomiendo este programa a quien se proponga encontrar una mejor versión de sí mismo no solo en lo físico sino a nivel personal este programa está basado en experiencia, paciencia y profesionalismo en todo sentido. ¡Muchísimas Gracias!