¿Cómo comer para vivir en armonía conectados con el ritmo de la naturaleza?

aaron-burden-391498-unsplash.jpg
Foto tomada de Unsplash -Aaron  Burden

 

¿Alguna vez has pensado como lo que comes te afecta según las diferentes épocas del año?

Las culturas orientales creen firmemente que cuando seguimos el ritmo de las estaciones podemos vivir en más armonía. Los que vivimos en el hemisferio sur en estos momentos estamos terminando de pasar el otoño; época para dejar ir, y estamos entrando al invierno; época para mirar hacia dentro. Los que viven en el hemisferio norte están terminando la primavera; época para florecer, y crecer y están llegando al verano; la época para para abrirse al máximo, compartir con los que nos rodean y pasarla bien.

Según la Medicina Tradicional China cada órgano de nuestro cuerpo cumple una función importante durante cada una de las estaciones. Un sabor o color puede estimular esos órganos en exceso y desequilibrarnos. De igual forma cuando nuestros órganos están en equilibrio nuestras emociones también lo están.

El otoño

El objetivo aquí es ayudarle al cuerpo a guardar un poco del calor del verano para que pueda resistir la época de invierno. Podemos comer más salado y picante y reforzar los minerales.

Los órganos más activos son los pulmones, el intestino grueso y la piel. En esta época nos favorecen los alimentos de raíz como la zanahoria y el jengibre, y debemos evitar los alimentos altamente procesados.

El invierno

Esta es la época del año en la que podemos disfrutar de platos densos y calientes como los estofados, guisos y caldos. Es hora de reponer reservas de nutrientes, minerales y grasas saludables. Aumentamos el consumo de alimentos de colores oscuros e intensos, proteína y grasas.

Primavera

Si estamos en armonía sentiremos como empezamos a florecer y recuperar una energía especial. Es la época de desintoxicación y depuración. Los órganos más activos son el hígado y la vesícula. Nos favorece aumentar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes y fibra.

El objetivo principal que cumple la alimentación en esta época es ayudar a nuestro cuerpo a sentirse más liviano y enfriarse internamente después de esas comidas densas y picantes. Lo ideal es comer menos grasas, sal y alimentos calientes durante esta época. Disfrutar los productos frescos como las ensaladas con toques ácidos y hierbas frescas. Las personas que sufren de alergias deben reforzar la protección de su flora intestinal con alimentos probióticos.

Verano

En esta época debemos procurar comer comida que nos relaje, que nos ayude a centrarnos y a refrescar internamente. Los órganos más activos son el estómago y el páncreas. Predominan los alimentos de colores verdes y amarillos, los alimentos frescos y menos cocidos, menos sal, menos picantes, fuego y más agua. Disminuimos la porción de proteína para alivianar la digestión.

En verano necesitamos hidratarnos más que en otras estaciones. Agua, infusiones, zumos de verduras y fruta fresca.

Cree en tu instinto, escucha tu cuerpo y consume los productos de cosecha. Es la mejor manera mantener un buen estado de salud y hacer frente a los cambios climáticos que afectan a nuestro organismo durante las diferentes épocas del año.